Visitare Bolonia: San Petronio, San Pedro, Santa Maria dei Servi

Autor: foffo





Descarga Guía Bolonia:
PDF para imprimir y encuadernar




Bolonia Iglesias, Italia

San Petronio
La Basílica de San Petronio, dedicada al santo patrón de la ciudad, es la mayor y más importante iglesia de Bolonia. Su construcción se inició en 1390 y siguió hasta el siglo XVII, cuando se culminaron la cubierta y el ábside. La fachada nunca se ha finalizado. En el portal mayor se pueden admirar las Historias del Viejo y del Nuevo Testamento, esculpidas por Jacobo della Quercia, entre el 1425 y el 1438. Su interior, solemne y majestuoso, está dividido en tres naves regidas por diez pilares. En las naves laterales están abiertas 22 capillas. En una se conserva un órgano, que aún funciona, construido hacia el 1470: es el más antiguo del mundo entre los que aún funcionan.

San Pedro

Es la catedral de la ciudad. Sus orígenes se remontan al siglo X, pero fue reconstruida después de un furioso incendio acaecido en 1141. Además, la original estructura romano-gótica sufrió una profunda transformación en los siglos XVII y XVIII, que le ha conferido su actual aspecto barroco. Su interior conserva interesantes obras de arte, como la Anunciación de Ludovico Carracci (1619) sobre el altar mayor y los frescos del presbiterio y del ábside. Merece visitarse también el Tesoro de la Catedral, una amplia colección de decoraciones y objetos sagrados de gran valor artístico, realizados entre los siglos XV y XX.

Santo Stefano

Piazza S. Stefano es el corazón de la Bolonia antigua. En esta encantadora plaza triangular se encuentra el lugar más sagrado de Bolonia, el conjunto de las Siete Iglesias. Estas iglesias (cuatro en realidad) se remontan a los siglos X-XIII, y forman una reconstrucción simbólica de los lugares de la Pasión de Cristo. La iglesia del Crucifijo (a la derecha) contiene una cripta del 1019 y preciosas obras de arte; la iglesia del Calvario (en el centro) es una reproducción del sepulcro de Cristo y custodia las reliquias de San Petronio, patrón de Bolonia; la iglesia de los Santos Vital y Agrícola (a la izquierda), la más antigua, estupenda por su nuda simplicidad, contiene los sarcófagos de los dos mártires locales, además de restos de anteriores construcciones bizantinas. No hay que perderse el claustro románico con doble galería, una de las más fabulosas creaciones del románico en Emilia Romaña.

San Francisco

La iglesia fue construida en el siglo XIII, siendo el primer ejemplo en Italia de estilo gótico con influencia francesa. De sus exterior impacta la parte del ábside, con los famosos arcos rampantes y los dos elegantes campanarios góticos. A los pies de ábside se levantan tres tumbas monumentales del siglo XIII. En su enorme zona interior despunta la magnífica pala marmórea del altar mayor. En las paredes se alternan varios monumentos sepulcrales, la tumba del Papa Alejandro V entre ellos.

San Domingo

La iglesia, construida con la muerte del santo en el 1221, se asoma a una de las plazas más bonitas de Bolonia. Su exterior es sencillo, en cambio su interior está repleto de obras de arte magníficas, como pinturas de Guercino, Luca Cambiaso, Ludovico Carracci y Giunta Pisano. Su principal atractivo probablemente es la Capilla de S. Domingo: con abundantes frescos, contiene un arca marmórea con los restos del santo. Esta arca es considerada una de las más importantes esculturas italianas, obra de artistas famosos como Nicolás Pisano y Miguel Ángel. Tampoco perderse el coro de madera de Fray Damiano da Bergamo (1528-51), que sus coetáneos definieron ¡la octava maravilla del mundo!

Santa Maria dei Servi

Esta hermosísima iglesia gótica, construida entre el 1386 y el 1437, está precedida por una luminoso y gran portal cuadrangular. Su interior de líneas góticas está dividido en tres naves. Contiene numerosas obras de arte, como la Virgen en el trono de Cimabue (s. XIII), la pala marmórea del altar mayor (1558-61), los frescos del siglo XIV de Vitale da Bolonia y las preciosas pinturas de la escuela de Bolonia de los siglos XVI, XVII y XVIII.

San Giacomo Maggiore

En el corazón de la zona universitaria surge esta iglesia construida entre el 1267 y el 1315 por los frailes ermitaños de San Agustín y reformada a finales del siglo XV. Su interior de nave única custodia muchos e importantes tesoros artísticos. La obra más admirada es la Capilla Bentivoglio, una de las creaciones del Renacimiento local de más realce. Caminando por el pórtico que bordea la Iglesia se llegará a la entrada al Oratorio de Santa Cecilia, una antigua iglesia que guarda el más importante ciclo de pinturas del renacimiento local, obra de sus mejores maestros de inicios del siglo XVI.

San Michele in Bosco

Este imponente conjunto arquitectónico está emplazado en uno de los puntos más panorámicos de Bolonia. Desde la piaza de la iglesia se disfruta de una magnífica vista de la ciudad y de su llanura. La iglesia fue construida en la Edad Media pero fue edificada otra vez en los siglos XV y XVI por los monjes Olivetanos. Su fachada renacentista está enriquecida con un precioso portal marmóreo de Baltasar Peruzzi (1522). Su interior es de dos plantas y está decorado con hermosas pinturas y esculturas de los siglos XVI y XVII. Una de las partes más sugestivas el claustro octogonal, de finales del siglo XVI, decorado con algunas de las famosas pinturas de las escuela de los Carracci.

 

Autor:Nozio



Añade a tus o




Descarga Guía Bolonia:
PDF para imprimir y encuadernar

Escoge un destino in Bolonia

Escoge adónde quieres ir



  •  



 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)