Palacios y monumentos , Génova: Guía Génova: Italia - Nozio 0%

Autor: Serge Melki





Descarga Guía Génova:
PDF para imprimir y encuadernar




Génova Palacios Y Monumentos, Italia

La Lanterna

El antiguo faro de Génova, símbolo de la ciudad, se remonta al 1543. La torre alcanza una altura de 117 metros, desde su cima se aprecia uno de los panoramas más hermosos de la ciudad.

Villa Doria-Pamphilj

La construcción del Palacio del Príncipe fue iniciada por Andrea Doria en 1529, fuera de los muros ciudadanos. Influenciado por la cultura renacentista de Roma, marcó para Génova el paso de la arquitectura de la Edad Media al Renacimiento, precediendo los palacios de Strada Nuova. Hoy en día es aún propiedad de los príncipes Doria Pamphilj, el palacio está abierto al público después de una larga restauración.
Entre las muchas salas abiertas al público se destacan la sala de la Caridad Romana, el salón de la Caída de los Gigantes, la habitación de Perseo, la habitación del Sacrificio, la habitación de Cadmo y la habitación del Zodiaco. No se pierda la Galería Áurea con su precioso ciclo de tapices.
Informaciones: +39 010 255509

Palacio Real

El palacio -construido por la familia Balbi en el siglo XVII- fue transformado en un edificio de estilo barroco tomando como modelo los palacios de Roma. En 1825, se transformó en la residencia de la familia real Savoia. Actualmente el palacio es un museo-residencia, que se abre al visitante con una serie de elegantes habitaciones ricas de objetos decorativos y obras de arte, realizadas en el siglo XVIII por la familia Durazzo y en el siglo XIX por la Familia Real. Bellísimos los jardines, ricos de vegetación y plantas exóticas.
Horario: mar-miér 9-13 hs. - jue-dom: 9-19 hs. - lunes: cerrado.
Informaciones: Tel +39 010 2710236

Los Palacios de Strada Nuova

Strada Nuova (actualmente se llama vía Garibaldi) se abrió en el siglo XVI, en una zona urbana periférica, no lejos del centro comercial. Esta nueva, magnífica y elegante calle daba lustre a las familias más adineradas y potentes de Génova, que la transformaron en el propio barrio residencial. A lo largo de la calle se alinean palacios de gran esplendor con atrios majestuosos, escalones, patios, salas con frescos y jardines colgantes, soluciones absolutamente nuevas para Génova en esa época.
Actualmente, en vía Garibaldi se encuentra el más ilustre polo museístico de Génova, con importantísimas pinacotecas como Palacio Rojo, Palacio Blanco y Palacio Spinola. Véase Museos.

Plaza San Matteo

En esta plazoleta del corazón del centro medieval, se encuentran los palacios de la familia Doria, durante muchos siglos protagonista de la vida política de Génova. El Palacio de Branca Doria (cívico 13), el Palacio de Lamba Doria (cívico 15), el Palacio Domingoccio Doria (cívico 16) y por último (cívico 17) la casa que Andrea Doria recibió como obsequio del Senado de la República como "Salvatore della Patria". Los palacios, todos muy decorados, poseen las típicas franjas de mármol blanco y gris.

Palacio San Giorgio

El Palacio San Giorgio, lamentablemente estropeado por la antiestética calle "sopraelevata", fue durante siglos el fulcro de la actividad marítima y comercial de Génova.
El edificio original se construyó en 1260 como Palacio del Ayuntamiento. En 1451, se transformó en la sede del Banco de S. Giorgio -uno de los más potentes de Europa- que gestionó la economía de la República de Génova hasta el siglo XVII. La tradición quiere que Marco Polo haya dictado "El Millón" a Rustichello da Pisa, su compañero de celda, después de la victoria de los Genoveses en la Meloria.

Puerta Soprana y Casa de Colón

La estructura, que se remonta a la misma época de las gemela Puerta dei Vacca (1161), está encerrada entre dos torreones almenados. La puerta era la entrada principal de la ciudad medieval hacia el este. Junto a Puerta Soprana surge un edificio noto como la Casa de Colón. En realidad, este es un falso histórico. El edificio se remonta a fines del siglo XVII y fue construido sobre los restos de la habitación del navegante, que fue destruida en el bombardeo naval de 1684 por obra de los franceses.

Los quioscos votivos

son muchos, desparramados en todo el centro histórico. Desde la Edad Media los Genoveses amaban hacer proteger sus casas y comercios por imágenes sagradas pintadas sobre pizarra o esculpidas sobre mármol y colocadas después en nichos o tabernáculos. Algunas de estas eran encargadas a artistas famosos que realizaban verdaderas obras de arte. En el centro de Génova se construyeron más de 330, muchas de las que actualmente han sido restauradas.

Autor:Nozio



Añade a tus o




Escoge un destino in Génova

Escoge adónde quieres ir



  •  



 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)