Guía turística Trapani: Guía Trapani: Italia - Nozio 0%

Autor: Marco Bonaso








Trapani, Italia

Trápani, con sus calles sinuosas y su arquitectura barroca de piedra clara, penetra en el mar con su característica forma de hoz en cuya punta se erige majestuosa la Torre de Ligny. Bajo el dominio árabe Trápani fue un floreciente centro de producción de sal, atún y coral. En el s. XVI sus artesanos del coral hicieron famosa la ciudad en el Viejo Mundo. El Museo Pepoli conserva una preciosa colección de obras de coral.

Corso Vittorio Emanuele, es la vía principal de la ciudad; antigua, está bordeada por palacios e iglesias barrocas.

  • La iglesia del Colegio de los Jesuitas, del s. XVII, posee una magnífica fachada barroca de gran relieve plástico. En su interior de tres naves existen algunos importantes altares de mármoles veteados del Setecientos y, en el altar mayor, un bajorrelieve de Marabitti que representa la Inmaculada.
  • La Catedral, construida en el s. XVII, custodia en su interior algunos monumentos funerarios y una crucifixión, atribuida a Antonio Van Dyck.

En el antiguo barrio judío, en vía Giudecca, vale la pena pararse delante al Palacio de la Giudecca, del s. XVI, construido con el típico estilo plateresco español.

El Santuario de la Anunciada es una iglesia cuyos origines se remontan al s. XIV, con rosetón y portal del s. XV y campanario del 1650. En su interior conserva hermosas capillas ricas en obras maestras; la más célebre es la espléndida capilla de la Madonna. En su altar mayor está presente una estatua de la Virgen: la Madonna de Trápani, obra de Nino Pisano muy venerada por los trapaneses, es una verdadera e inimitable obra cultura.

El ex-convento de la Anunciada alberga el Museo Nacional Pepoli que, por la riqueza y variedad de sus colecciones, es considerado uno de los más importantes museos de Sicilia, y vale la pena visitarlo también por sus sugerentes ambientes. El primer piso aloja la pinacoteca, que recoge pinturas apreciadas, entre ellas una obra maestra de Roberto di Oderisio, del 1380. Imperdibles la manufacturas artísticas en coral (collares, adornos sacros y figuras de pesebre), que dan testimonio de la calidad artística que alcanzaron los artesanos de Trápani.

Las procesiones de los Misterios: excepcionalmente atractiva es la procesión del Viernes Santo, cuando los Misterios, estatuas de madera antiguas que representan episodios de la Pasión de Cristo, son llevadas en hombros en una imponente procesión que recorre, 24 horas seguidas, las calles del centro histórico, mientras desde los balcones se lanzan pétalos de flores.

Las salinas

La costa de Marsala a Trápani está caracterizada por uno de los paisajes más particulares de Sicilia: las salinas. Grandes espejos de agua salobre forman un damero irregular y multicolor, donde, desde hace siglos, se produce el precioso material. Intermitentemente aparece el perfil de un molino de viento, que tiempo atrás bombeaba agua y molía la sal.

Por su hermosura destacan las Salinas de Trápani y Paceco, reserva de la WWF, pues en ellas anidan unas 170 especies de pájaros, entre ellos flamencos, cigüeñas, grullas, garzas.

El centro de visitas se encuentra en Nubia, un poco debajo de Trápani en la carretera litoral SP 21. En un establecimiento salino construido hace 300 años, se ha fundado el Museo de la Sal, que muestra las fases de la producción de sal y algunos aparejos utilizados para su extracción y recogida.

Al atardecer la naturaleza ofrece las más bellas puestas de sol de Sicilia, con tonalidades que cambian del rojo al naranja, al rosa, envolviendo los antiguos molinos y los perfiles de la Islas Egadas.

Autor:Nozio



Añade a tus o




Escoge un destino in Trapani

Escoge adónde quieres ir



  •  



 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)