Gastronomía , Praga: Guía Praga: Republica Checa - Nozio 0%


Guía de Praga, Republica Checa


Autor: Yuchinkai





Descarga Guía Praga:
PDF para imprimir y encuadernar




Praga GastronomíA, Republica Checa

¿Comer en Praga? La oferta culinaria de la ciudad es muy amplia y satisface a todos los paladares. Los restaurantes están abiertos en horario continuado hasta las 23.00 (a excepción de los de la Plaza del Reloj) y podrán sentarse a la mesa incluso por la tarde, si así lo desean. A pesar de que no existe ninguna obligación, el personal de los restaurantes les agradecerá una propina del 10%, si bien es algo que debe valorar el cliente, en función del servicio y de la cortesía de los camareros.  

En los alrededores de la Plaza de la Ciudad Vieja están situados algunos de los mejores restaurantes de Praga, refinados y de gran tradición, que hacen honor a la generosa cocina de Praga. En la misma zona, a pocos minutos a pie, hay otros restaurantes y cervecerías que suelen frecuentar los habitantes de la ciudad. Son locales que ofrecen menús económicos, cuya cocina en cambio no se debe infravalorar. Además de las incondicionales jarras de cerveza, sirven una comida excelente y unos vinos de un aroma excepcional: durante el verano, no duden en buscar uno de estos locales junto al río Moldava, quizás en la isla de Kampa, desde donde podrán admirar el sugerente Puente Carlos.  

En Praga no faltan restaurantes de cocina internacional, pero ¡cuidado con los precios en caso de buscar gastronomía de alto nivel! Las cifras varían como en la mayor parte de las capitales europeas.


Typical dishes
Praga es famosa por las sopas, por las albóndigas, los deliciosos postres y, sin duda alguna, por la cerveza, la mejor del mundo en opinión de muchos. La carne es excelente (sobre todo la de buey y la de cerdo), constituye la base de la alimentación  en Praga y se prepara en platos exquisitos.

Las polévky son las deliciosas y famosas sopas campesinas, que se toman sobre todo en invierno. Teniendo en cuenta que en Praga no suelen servirse primeros platos, no hay que dejar escapar la oportunidad de degustar una de estas maravillas de berza, ajo o cebolla.

Las albóndigas, llamadas knedlíky en Praga, se hacen con harina, pan o patata. Se acompañan con salsas fuertes y como guarnición de platos principales a base de carne y de pescado. Por cierto, el pez más común en Praga es la trucha (o la carpa), que se debe degustar en restaurantes especializados para garantizar que es fresca.

Una de las especialidades de la cocina bohemia es la svícková, que consiste en sutiles lonchas de ternera acompañadas con Knödel y una deliciosa salsa a base de nata. Durante los meses de invierno, no se olviden de degustar la caza (oca o faisán), o prueben cualquier plato a base de cerdo. No les decepcionará. En fin, pollo y pato: Se encuentran en todas partes y siempre cocinados en platos deliciosos.  

En Praga, el aperitivo más apreciado es el célebre Jamón de Praga, consagrado en todo el mundo. Para degustar el verdadero sabor de esta especialidad checa, se debe pedir siempre el uzené maso, que es el jamón ahumado y cortado en lonchas gruesas.

El smazeny syr es el queso frito, un plato delicioso que se puede degustar en todas partes. Las verduras más extendidas en Praga son la col, las setas y las patatas. Non hay mucho espacio para el resto de hortalizas, si bien últimamente la apertura de locales vegetarianos y la influencia de la cocina occidental ofrecen la posibilidad de llevar una dieta más variada.

La hora del postre es uno de los momentos que los checos celebran con los palacinky, que no son otra cosa que crêpes rellenos de helado, fruta o chocolate. También son deliciosos los buñuelos de frutas, rellenos de ciruelas, fresas o albaricoque. Aunque si son amantes de los dulces, no se queden parados en el restaurante; salgan a la calle y compren en los tenderetes helados, pastas y café.


 
Praga está asociada a la cerveza desde la Edad Media, época en la que Bohemia era célebre por su lúpulo. Hoy en día parece imposible imaginar esta ciudad sin la presencia de esta bebida. Las variedades más conocidas son la Pilsner, la Budvar y la Staropramen, que son las herederas de una antigua tradición que ha otorgado a este néctar, la piva, el rol de bebida nacional, con la cual se reflexiona y se medita, se toman decisiones, se conoce gente y se charla con las amistades. Además, la cerveza en Praga no tiene parangón, tanto por su sabor como por su fragancia. Es posible beber cerveza en todas partes a un precio excelente. Su calidad es siempre altísima, tanto en las cervecerías tradicionales como en otras más sugerentes.

Autor:Nozio



Añade a tus o




Descarga Guía Praga:
PDF para imprimir y encuadernar

Escoge un destino in Republica Checa

Escoge adónde quieres ir



  •  



 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)