Naturaleza , Costa Azul: Guía Costa Azul: Francia - Nozio 0%


Guía de Costa Azul, Francia


Autor: fede3v








Costa Azul Naturaleza, Francia

Las islas Lérins

Se puede acceder fácilmente a las islas Lérins gracias a los transbordadores que salen desde Cannes y desde Juan-Les-Pins. En la isla Île Ste.-Honorat, un idílico oasis de paz alejado del mundanal ruido, aunque se halla a pocos minutos en barco del Vieux Port de Cannes, se erige la Abadía de Lérins, que constituye un atractivo destino de peregrinaje y de retiro espiritual, rodeada por una fascinante variedad de flores y plantas medicinales. En la actualidad, los residentes de esta isla son una comunidad de monjes cistercienses que cultivan lavanda, practican la apicultura, la viticultura y producen el Lerina, un licor de hierbas típico de la isla.
La cercana isla Île Ste.-Marguerite, una antigua fortificación militar, aún alberga entre sus pinos y eucaliptos el misterio de la Máscara de Hierro, retenido desde el año 1687 en Fort Royal y cuya identidad nunca llegó a desvelarse. Los senderos de su bosque esconden muchos recorridos asombrosos que permiten explorar la isla a todo lo ancho y largo. En esta isla se encuentra el Museo del Mar, que reúne antiguos vestigios hallados en las profundidades cercanas del mar y productos artesanales que se remontan a la época árabe y romana.

 

Macizo del Esterel

Podrá admirar sus infinitos senderos, la costa que se recorta mientras se sigue la panorámica Corniche de l’Esterel, disfrutando de espléndidas perspectivas como Cap Roux, la bahía de Agay, la playa de Dramont mientras se contemplan los fantásticos tonos anaranjados y rojos del cielo del atardecer y los característicos acantilados de pórfido.

Para explorar este macizo montañoso que recorre la Costa Azul hay que tomarse al menos una semana entera. La zona es un paraíso ecoturístico, ideal para descansar un poco del ambiente mundano de las cercanas Cannes o Antibes.
Todo ello embriagados del perfume del salitre y del matorral mediterráneo. En esta zona hay una gran abundancia de alojamientos de todo tipo, de los hoteles a las soluciones más económicas, como los campings, ideales para pasar unas vacaciones inmersos en la naturaleza.
 

Les Corniches

Como suele decirse, lo importante no es el lugar de destino, sino cómo se llega. Así ocurre sin duda alguna con las tres Corniches, tres carreteras que comparten el común destino de unir Niza y Mentone, pero en modos marcadamente distintos. La Grande Corniche propone el azote del viento, unos acantilados sobrecogedores, bahías rocosas y los impresionantes precipicios de los cañones del Verdon. Se trata ni más ni menos que de la antigua Via Aurelia, construida por los romanos para conquistar Occidente.
El precio a pagar para seguir en automóvil el trayecto costero entre las célebres localidades balnearias “sur mer” de la Riviera es verse atrapados en el tráfico de la Basse Corniche.
La Moyenne Corniche, por último, es ideal para disfrutar de sobrecogedores panoramas de roca roja que se recorta sobre el mar, pero también para llegar a la extraordinaria Èze.

Autor:Nozio



Añade a tus o







 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)