Historia y Cultura , Catania: Guía Catania: Italia - Nozio 0%

Autor: Nozio





Descarga Guía Catania:
PDF para imprimir y encuadernar




Catania Historia Y Cultura, Italia

Katane fue fundada por los Calcideses en el 729 a.C. en una fértil llanura en las faldas del Etna. En el 476 a.c. la ciudad fue conquistada por Gerone, temible tirano de Siracusa que expulsó a los habitantes, poblándola con originarios de Siracusa y rebautizándola con el nombre de Aitna. Los Calcideses volvieron a apoderarse de la ciudad tras la caída del imperio del tirano, devolviéndole su nombre original. Pero el periodo de autonomía fue breve: en el 403 a.c., otro tirano de Siracusa conquistó Katane y vendió a sus habitantes como esclavos. Hasta inicios del siglo III la ciudad permaneció bajo el dominio de Siracusa.

Siracusa fue sucedida por Roma, que en el 263 a.c., durante la primera guerra púnica, invadió la ciudad, permaneciendo en ella siete siglos, periodo durante el cual Katane se desarrolló considerablemente, tanto desde un punto de vista cultural como económico.

Tras la caída del Imperio, la ex colonia romana fue conquistada por Belisario (535 d.c.) pasando a estar bajo dominio del Imperio Bizantino durante tres siglos.

Los árabes, que desembarcaron en Sicilia en el 827 d.c., fueron sucedidos por los Normandos que en 1071 atravesaron las puertas de Catania guiados por el Conde Ruggero. Bajo los Normandos la ciudad perdió su autonomía, que había conseguido conservar en parte a pesar de las constantes dominaciones, convirtiéndose a todos los efectos en una ciudad feudal.

En 1169, la ciudad fue en gran parte destruida por un terrible terremoto que afectó a toda Sicilia Oriental. Después de casi 30 años, cuando aún se estaba trabajando en la reconstrucción, Catania apoyó los Altavilla contra Enrique VI, hijo de Barbarroja: la reacción imperial fue violentísima, culminando con la quema de parte de la ciudad, incluida la Catedral.

Bajo Federico II (1240), Catania se emancipó finalmente de su condición feudal: fue reconocida como "Comune" y adquirió una cierta autonomía. Del periodo medieval de la ciudad se conservan pocos testimonios.

Fundamentales para el crecimiento cultural, económico y demográfica de Catania fueron los catalano-aragoneses, que, después de la coronación de Federico III de Aragón como rey de Sicilia, constituyeron algunas importantes sedes políticas precisamente en Catania. El fuerte crecimiento cultural de la ciudad está testimoniado por la creación de la Universidad (1434), la primera de toda Sicilia.

La segunda mitad del siglo XVII representa un periodo extremadamente trágico en la historia de Catania: en 1669 la violenta erupción del Etna la inundó de lava y antes de haber pasado 30 años (1693), cuando la ciudad aún se estaba lamiendo las heridas, un terremoto destruyó lo que quedaba de ella. Catania reaccionó frente a estas catástrofes naturales con un imponente proyecto de reconstrucción que contemplaba el uso de lava negra piedra calcárea clara. Durante décadas la ciudad era una cantera en agitación, y poco a poco se comenzaba a vislumbrar su aspecto barroco con el que hoy la conocemos.

Durante el Resurgimiento, Catania se rebeló contra los Borbones, tanto en el 1837 como en el 1848, liberándose definitivamente en 1860, cuando "i Mille" (los Mil) conquistaron Palermo. Con el plebiscito del 1870, también Catania fue anexionada al Reino de Italia.

El crecimiento urbanístico e industrial de Catania continuó a ritmos vertiginosos. En las últimas décadas Catania ha destacado sobre todo en el campo tecnológico, ganándose el apelativo de Silicon Valley de Italia.

Autor:Nozio



Añade a tus o




Descarga Guía Catania:
PDF para imprimir y encuadernar




 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)