Historia , Islas Eolias: Guía Islas Eolias: Italia - Nozio 0%


Guía de Islas Eolias, Italia


Autor: andrea








Islas Eolias Historia, Italia

El hombre habita las islas Eolias desde el Neolítico. Los primeros colonos llegaron a Lípari desde Sicilia, a principios del IV milenio a.C. y aquí encontraron la obsidiana, durísima roca volcánica vidriosa, que era el más precioso mineral de aquellos tiempos porque permitía producir formidables herramientas. Esto significó un extraordinario desarrollo de la civilización neolítica en Lípari y en el archipiélago.

Con el comienzo de la edad de Bronce (fines del III milenio a.C.), llegaron a las islas nuevos grupos étnicos provenientes de la Grecia micenea, los Eolios, que exploraban los mares en búsqueda de las materias primas necesarias para su potencia. De estas gentes las islas tomaron el nombre que aún hoy conservan.

En el siglo VI a.C., Lípari fue colonizada por un grupo de Griegos de estirpe dórica, provenientes de Cnido y Rodi. Armaron una potente flota, con la que se aseguraron por largo tiempo la supremacía sobre el mar.

Sucesivamente, Lípari cayó bajo el dominio cartaginés y así permaneció hasta las guerras púnicas. Por su posición estratégica y los excelentes puertos, el archipiélago se transformó en una de las mejores estaciones navales cartaginesas.

Lípari fue conquistada y derrumbada por los Romanos en el año 252 a.C. Inició para las islas un período de grave decadencia, a pesar de que continuaban las ventajas económicas vinculadas a la extracción del alumbre, del que Lípari poseía, en la antigüedad, el monopolio.

Las islas Eolias tuvieron una gran importancia estratégica durante la guerra civil, entre Octaviano y Sexto Pompeyo. Octaviano se la arrancó a Sexto Pompeyo en el año 36 a.C. y tomó la isla de Vulcano como base de su flota para las operaciones que precedieron a la batalla de Milazzo y el sucesivo desembarco en Sicilia.

En la edad cristiana (tal vez desde el siglo IV), Lípari fue sede episcopal. Aquí se veneraban las reliquias del apóstol San Bartolomeo que -según los escritores bizantinos- habrían llegado milagrosamente de Armenia. En la Edad Media alta Lípari fue, por lo tanto, meta de peregrinajes. Alrededor de las Eolias, en particular en Lípari y Vulcano, florece en la Edad Media alta, una variopinta serie de leyendas y tradiciones que vinculaban la actividad volcánica con el infierno.

En el año 839 Lípari fue agredida y destruida por los Árabes, que masacraron y deportaron en esclavitud a la población. Lípari permaneció algunos siglos casi totalmente desierta, hasta la reconquista de Sicilia por parte de los Normandos, que en 1083 llevaron a Lípari al Abad Ambrogio con un núcleo de monjes.

En 1544, la ciudad fue saqueada por el feroz corsario turco Ariadeno Barbarroja, que además deportó a los habitantes como esclavos. Sucesivamente, Carlos V repobló la isla, importando inmigrantes españoles y de Campania, y potenció las defensas construyendo la actual muralla. Pero solamente con la desaparición de la piratería, a fines del siglo XVIII, Lípari volvió a expandirse realmente.

Durante todo el siglo XIX Lípari, transformada en escala obligatoria de muchas líneas marítimas, volvió a tener un gran desarrollo económico, una breve paréntesis que fue interrumpida por el nacimiento de las naves a vapor. La economía de las Eolias entró en crisis y buena parte de los habitantes emigró hacia América y Australia; esta situación perduró hasta los años 60, que marcaron el descubrimiento de las islas por parte de los turistas de todo el mundo.

Autor:Nozio



Añade a tus o




Escoge un destino in Islas Eolias

Escoge adónde quieres ir



  •  



 

Busca hotel en

¡Cuándo? (optional)